Alex Droppelmann Petrinovic

Psicoanalista – Psicólogo Clínico

Re-velado…a calzón quitado (Sobre un tipo especial de elección de objeto en el hombre)

Freud en su texto del año 1910, “Sobre un tipo especial de la elección de objeto en el hombre”, distingue cuatro condiciones que describe y respecto de las cuales reflexiona. En la segunda condición destaca que el hombre tiende a encontrar atractiva a aquellas mujeres que  son poco castas o infieles. Termina precisando: “Exagerando un poco, podemos llamar a esta condición la  del “amor a la prostituta”. En la tercera distinción ya dice claramente: “Parece, pues una singular anormalidad que los amantes de este tipo consideren como objetos eróticos valiosísimos precisamente a aquellas mujeres cuya conducta sexual es, por lo menos, dudosa. Dice que en tal condición los hombres generan un enamoramiento y una fidelidad hacia el objeto por lo que tienen: “impreso un carácter obsesivo”.

En la distinción cuarta del artículo señala que los sujetos tienden a salvar  a la mujer elegida, que si él no está, ella va a perder su apoyo moral y volvería a caer en un nivel lamentable.

Yo diría, en relación al caso clínico que expondré más adelante: se perdería.

Al decir de Freud: “la salva pues, no abandonándola, pase lo que pase.”

El Caso se refiere a Esteban y Alejandra pacientes que llegan a la consulta  y que piden ser atendidos como pareja en algunas sesiones juntos y en otras por separado con distintos analistas, pero  con libertad para que estos pudieran supervisar entre ellos el caso.

Alejandra quién será mi paciente habitual ya que los veré como pareja más espaciadamente, ejerció por un tiempo la prostitución al modo de una “Escort”. Se publicitaba en internet, generaba conversaciones con distintos tipos de hombres y coordinaba encuentros sexuales pagos. Ella refiere que le gustaba ser Escort, ganaba dinero, muchas veces iba a bailar y además disfrutaba la sexualidad. Se sentía a su decir: “validada como persona”.

Durante un tiempo ejerció la prostitución siendo parte de un portal que conseguía y arreglaba los encuentros a cambio de un porcentaje en lo obtenido.  Ella refería que ello le garantizaba mayor número de clientes y frecuencia.

Es una chica joven de 19 años. Mientras esto ocurría ella vivía con su padre y madre, aunque estos convivían de una forma muy singular.

Cuando Esteban conoce a Alejandra lo hace a sabiendas que ella es Escort lo que siguiendo la Tesis de Freud en este escrito, lo erotiza. Pero en su particular caso Alejandra sale con él y tiene sexualidad, pero a su decir, no como comercio sexual. Es decir el dinero queda fuera.

Esteban sale con ella un tiempo hasta que establece una relación de  pareja sin grandes compromisos.

Ocurre que con el tiempo el trata de “protegerla” y le ofrece distintas opciones de otros trabajos, estudios o formas de desarrollo que la aparten de su oficio.

Con  el tiempo Esteban se enamora, al decir de él, de manera perdida, significante  que lo hace perderse a él para que Alejandra se salve.

La acompaña a todos lados, no encuentra Esteban un trabajo, le paga cursos que ella no realiza ya que su estructura no le alcanza.

La lleva un tiempo a vivir con él a la casa de su padre, cuestión que no prospera dado que existe una diferencia socio-cultural que desfavorece la convivencia. El padre se queja de la suciedad de ella, del desorden, que come mal, que es floja, en fin.

Por otro lado el padre encarna una forma muy severa de la ley,  determinado por slogans morales de todo tipo y sin pareja desde la separación de su mujer quién lo deja ya hace  27 años

El padre es un hombre muy estructurado que además vive con otros hijos menores de una pareja posterior por lo que  la presencia de Alejandra le desbarajusta la vida.

Le solicita el padre a Esteban que Alejandra se vaya.

Esteban sufre a raíz de la solicitud del padre por tener que separarse físicamente de ella. Suple esta situación alojando frecuentemente en la casa del padre de Alejandra a pesar que este vive en un barrio peligroso donde tiene que llegar a horas muy tardías  al regresar de un trabajo ocasional que logra conseguir.

Correr peligros  de cualquier naturaleza son para Esteban parte de la misión que el se ha autoimpuesto respecto a Alejandra.

Correr peligros por redimir a Alejandra y salvarla de los peligros de la prostitución, busca al decir de Freud devolverle a la madre el que ella haya arriesgado su vida por él a la hora del alumbramiento e independizarse del padre cancelando las deudas y salvándolo a él también de todo peligro. Esto como consecuencia de ser un hombre que también puede retribuir con su vida la vida que el otro ha cuidado.

Necesitar todo el tiempo para protegerla no le permite a Esteban encontrar trabajo. Así cesante para la vida está ocupado para su amada.

El jamás la dejará sola y expuesta ya que ello redundaría en el retorno de Alejandra al lugar de la prostituta. Su misión es no abandonarla y proyectar una vida con ella dándole un hijo.

Por otro lado, Alejandra me refiere que la vida con él, del modo como él la vive, en una perpetua custodia y sin darle respiro: la ahoga.

Comienza a vomitar nuevamente y se reinstala la constelación sintomática de una anorexia que parecía extinta.

Alejandra intenta varios modos de alejarse y crear un espacio propio para lo cual regresa a vivir con su padre en la semana y a estar con Esteban de Viernes a Domingo.

Estando así más libre a su decir, Alejandra sale con algunos chicos, en uno o dos casos como Escort  sin que ello prospere o se verifique, en otro, intentando tener un affaire.

Cuando finalmente logra concretar una salida con un chico, en cierto modo ex –affaire y va a su departamento, tiene relaciones entre Escort y novia, lo disfruta y dice estar muy alegre. Escort a medio le digo yo.

Esteban se entera porque ella le intenta contar la historia también a medias  y le inventa que el tipo la violó.

Esteban quiere hacer una denuncia a la cual renuncia una vez confrontado en sesión y asumiendo la realidad de lo sucedido.

No obstante, él dice que la perdona, que ella lo hace porque está enferma. Que a su lado tendrá la oportunidad de sanar.

Alejandra dice que ella oscila entre la oferta que Esteban le propone de tener hijos, hacer familia, tener un futuro y su deseo de ser libre. Tener vida de joven y ser Escort.

Ambivalencia entre lo que le viene y lo que le conviene.

Finalmente decide separarse por un tiempo, lo que Esteban acepta.

Alejandra se va al Sur del país a una especie de albergue organizado para  chicas Escort donde a través de una página organizan lo de los clientes.

Ella es una inquilina en una casa de prostitución.

Gana a porcentaje. Quiere probar en serio.

A Esteban le dice que va a trabajar como relacionadora pública, cuestión que nuevamente confrontado, reconoce saber que es un eufemismo a una relacionadora sexual.

Pero Esteban sostenido en una misión apodíctica dice que él no la va a abandonar y espera su regreso.

Después de unos meses y aburrida de una competencia desleal producto de otras Escort que ella reconoce más atractivas y guapas, decide retirarse.

Operadas y trabajadas al decir de ellas. Decide regresar y lo hace a la casa de su padre.

Vuelve a encontrase con Esteban quién los fines de semana aloja con ella en su casa,  para posteriormente arrendar un departamento donde vive sólo.

Alejandra tiene una pelea con su madre y se alberga donde Esteban quien manifiesta recibirla incondicionalmente.

Alejandra me reitera algo que ya venía sucediendo.

Cada vez que ella con-vive con Esteban este pierde el deseo por mantener relaciones sexuales, cuestión que al inicio de la relación no ocurría.

En sesión Esteban dice que él se siente más bien como padre a su lado.

Esteban refiere que sólo quiere protegerla.

Confrontado Esteban acepta y reconoce que para él  Alejandra pasa a ser  de Puta a una Santa.

Algo del orden de un deseo incestuoso se instala que le impide tener una erección. Impotente para la Santa. Impotente para la Hija.

Le digo que tome un sildenafil para de ese modo satisfacerla a lo que me reporta con posterioridad que la pastilla no logró nada. Que en cierto modo logró una erección pero no la pudo penetrar y que en una ocasión que lo logra lo hace con rechazo y culpa.

Alejandra se queja, me dice que a ella le gusta la sexualidad que uno de los motivos de haber sido Escort era ese: sentirse deseada.

Aquí pasa de sentirse  deseada a sentirse esposada y no poseída.

Me dice yo no quiero ser cuidada quiero ser culiada.

Encrucijada donde el deseo contrariado de Alejandra no encuentra salida y donde Esteban desde una posición paterna hacia ella  renuncia a un deseo sexual.

La muerte de Eros, anudamiento y estancamiento de la pulsión en Alejandra, sublimación desexualizada de Esteban.

Esto conduce después de muchos intentos por destrabar esta situación a un Impasse.

Esteban refiere que esto no va para ningún lado y decide que Alejandra viva con él como buenos amigos en su departamento, cuestión que le favorece a Alejandra para ir a un  trabajo de Call Center  que ha conseguido.

Centro de llamados donde ella se relaciona con mucha gente y atiende a muchos clientes según su decir.

Eres muy requerida le digo. Ella me dice: uff y sonríe.

En esta dinámica hay que hacer notar en el caso de Esteban, más allá de las disquisiciones de Freud en este artículo, que la madre de Esteban lo abandona al separarse de su padre.

El padre a su vez, en esto del autoritarismo, tiene que sostener una situación por la vía de la permanente confirmación ya que al parecer no la sostiene por reconocimiento sino la ejerce por la fuerza del poder. Cuestión que todo el tiempo está generando síntomas a nivel familiar donde la rebeldía de sus hijos menores no es sino un clamor y llamado para que la autoridad y la ley advenga.

El padre desde la segunda separación no ha tenido pareja alguna y lleva una vida desexualisada muy por fuera de lo esperado a su edad.

No obstante, en algún momento cuando Esteban era muy pequeño se cuenta que el padre cometió una infidelidad con una cualquiera. Con una mujer que al parecer era una empleada de su empresa. Le aducen una paternidad respecto de un hijo que la mujer le atribuye y que el examen de ADN desconfirma.

El padre confirma haberse perdido en esto, teniendo una relación en cierto modo con una mujer, al decir de la madre: una puta, una cualquiera.

Las fantasías que Esteban instala respecto a su madre y el abandono lo hace tener respecto de ella fantasías que ésta se perdió. De una madre perdida.

Ella en lo Real tuvo depresión y  cuando Esteban tiene siete años se separan producto que esta es sorprendida por el padre en una infidelidad en flagrancia donde la descubre en una cabaña junto a su pareja.

La madre  se comportó como puta. Una perdida. Se va con ese hombre y no la ve hasta los diez y ocho años en su graduación.

A los veinte y dos años retoma su relación de modo esporádico con su madre.

Esteban pierde a su madre porque decide quedarse junto a sus hermanos con el padre para “salvarlo” de un nuevo ataque al corazón.

La madre de este modo queda doblemente perdida.

Significante que se adhiere a la historia desde distintas vertientes.

En esto de Esteban de ser su propio padre y la identificación con él a decir de Freud: “Este deseo del sujeto de ser su propio padre satisface todos sus instintos: los cariñosos, los de gratitud, los sensuales y los rebeldes.”

Esteban busca darle a la madre un hijo y le ofrece a Alejandra tal posibilidad.

Ante el ahogo de Alejandra y la posibilidad que esta se largue, le propone casarse y toma una hora en el Registro Civil.

Intento por no perder la posibilidad de  “salvarla “. De lograr que ella no se pierda.

En este caso Esteban frente a dos mujeres “perdidas” intenta concentrar en Alejandra sus esmeros y generaliza de este modo en consignas moralizantes universales tal afán. “Que otra cosa podría hacer un hombre recto frente a esto”. “Es lo que cualquier hombre decente intentaría “. “El amor conmina a darlo todo”.

No rescata solo a Alejandra, también lo hace  hoy desde el lugar del padre  con su madre.

Al final al decir de Freud: “…la diferencia entre la madre y la prostituta no es, en último término, tan grande, puesto que ambas realizan el mismo acto “.

Alejandra desterrada y cansada de las riñas de sus padres es expulsada de la casa por la madre y de este modo queda en la calle.

Esteban la rescata de ser una mujer de la calle y la lleva nuevamente a vivir con él para que de este modo no ande como una perdida.

No puede permitir que sea una mujer de la calle, eufemismo de una prostituta.

Encontrada, Alejandra no se encuentra, pero en cierto modo a Esteban le es funcional, se acompañan, comparten y ella hace su vida.

En un Call –Center.

Esteban teniendo a la mano a la Santa, a la mujer virtuosa, a la que él ha rescatado, pierde absolutamente el deseo erótico por la mujer. Salvada ya no le genera erotismo alguno.

Esteban dice que en realidad Alejandra se ha convertido en una hija para él. Que él es como su padre.

Desde ese lugar el deseo sexual se desinstala ya que deviene en un imposible, ya sea por incestuoso frente a la madre, ya sea por la identificación con un padre desexualizado, ya sea porque Alejandra ocupando el lugar de la hija el incesto lo prohíbe o porque identificándola con el lugar de la Santa la moral lo sanciona.

Suficientes argumentos  para que Esteban habiendo buscado “el amor a la prostituta” termina salvando tardíamente a una madre, conviviendo con una Santa y cuidando a su hija.

Retrucando el aforismo. “Los cuidados del Sacristán pueden matar al cura”; podemos decir que los cuidados de Esteban a Alejandra pueden matar a la puta.

Despojado de su principal Leit Motiv de salvar a Alejandra de la perdición paradojalmente la pierde como objeto erótico y de goce.

Reemplaza ese lugar de super héroe para vivirlo de otro modo. Como padre de Alejandra.

Como tal tendrá que negociar con ella algunos espacios de desahogos y se convierte en un padre permisivo: la cuida y la llena de consejos cuando ella sale con otros hombres, le controla la hora de llegada para que no se exceda, la conmina a avisar si va a dormir afuera, le reprocha se vista exageradamente porque no puede parecer una puta.

Alejandra  a su vez respeta al decir de ella ciertas reglas, no mantiene intimidad alguna con Esteban porque este la rechaza y dice no tener deseo por ella, colabora en la casa lo que puede, respeta ese lugar no llevando a nadie allí.

Refiere vivir cómoda, acompañada, con libertad para salir con hombres y hacer su vida.

Deja a cambio de trabajar de Escort y lo hace en un Call-Center.

Le tiene mucho cariño a Esteban y refiere que él es bueno con ella.

A buen padre, buena hija.

Estas últimas consultas nuevamente Alejandra refiere estar harta de vivir con  Esteban de la manera en que lo hacen.

Decide irse a la casa de sus padres. Tras hablar con su madre esta acepta que regrese.

Le comunica telefónicamente a Esteban que es “un asunto decidido” y que irá al Depto. a buscar sus cosas. Que esta decisión es definitiva.

Esteban le suplica hablar de esto (como si le pidiera un milagro a la Santa, apela a su bondad),

Alejandra accede finalmente para escuchar la propuesta de Esteban de volver a intentar tener una relación de pareja. Le dice que irá al sexólogo.

Alejandra acepta  hacer lo que ella llama “el último intento”.

Al decir de Freud en el texto aludido: La inconciencia e infidelidad de la mujer amada la exponen a graves peligros, y es comprensible  que el amante se esfuerce en preservarla de ellos guardando la virtud y oponiéndose a sus malas intenciones.”

Al parecer el síntoma al modo de  una solución de compromiso mantiene la estabilidad de un vínculo en tanto cuanta cuestión de putas no se trate.

Entre Alejandra y Esteban las cosas al fin y al cabo no pueden ser una Putada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 3 noviembre, 2015 por .

Navegación

A %d blogueros les gusta esto: